Day: 21 octubre, 2021

¿Por qué tu estrategia actual no es suficiente para la Transformación Digital?

La velocidad constante con la que suceden los cambios tecnológicos genera que las empresas con modelos de negocio tradicionales se replanteen su futuro. Está claro que adoptar tecnologías que permitan continuar avanzando al mismo tiempo que lo hace la sociedad y que, además, ofrezcan la posibilidad de seguir siendo competitivas, es fundamental. Por ello, en la actualidad son muchas las empresas que apuestan por proyectos de transformación digital para seguir creciendo.  

El concepto de transformación digital no es solo una palabra de moda. Poner en marcha este proceso no es tan sencillo si previamente no se ha analizado el término, así como sus fases, beneficios y cómo adaptarlo a la situación de cada empresa. Está demostrado que el 90% de los proyectos de digitalización fracasan a la hora de diseñar una estrategia de éxito y, como en AURA no queremos que la suya sea un fiasco, le explicamos los errores más comunes en una estrategia de Transformación Digital y las claves para afrontarla con éxito. 

OBJETIVOS DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL 

La transformación digital es necesaria en todas las empresas, independientemente de su tamaño y el sector en el que operen. A medida que la ciudadanía evoluciona y se vuelve cada vez más digital, es vital llevarla a cabo para continuar siendo competitivos. 

Para ello, es necesario diseñar una estrategia de transformación digital adecuada e integrar los nuevos procesos o rediseñar los antiguos dentro de una organización. El objetivo de la empresa digital no es otro que seguir obteniendo resultados y beneficios, sin ser desbancado por nuevas organizaciones o los propios competidores actuales. Aun así, los objetivos más buscados entre las empresas son los siguientes: 

1. Atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes 

La digitalización ofrece a las empresas la posibilidad de atraer nuevos clientes y retener a los actuales. Gracias a las nuevas tecnologías, pueden actuar de manera estratégica en base a los patrones de comportamiento de los clientes, ofreciendo una experiencia personalizada, seguimiento, ofertas, etc. 

2. Reducir costos empresariales 

Más allá de la digitalización de archivos y documentos para reducir el uso del papel, la transformación digital en el ámbito empresarial permite recortar gastos que proporcionan poco o ningún resultado. 

3. Agilizar la toma de decisiones 

La tecnología permite considerar datos concretos, comprender mejor los desafíos y encontrar las soluciones adecuadas capaces de entregar valor a los consumidores e impactar positivamente en el negocio. De esta forma, ayuda a las empresas a agilizar y reforzar la toma de decisiones. 

4. Mejorar la productividad y el rendimiento de los empleados 

La transformación digital permite implementar nuevos procesos, actividades y desarrollar nuevas habilidades que aportan al trabajo una dinámica más productiva

5. Trabajar el entorno digital y favorecer el teletrabajo 

Vivimos en un entorno cada vez más virtual que requiere que las empresas enfrenten los retos ocasionados por la sociedad digital actual. Apostar por la digitalización genera la posibilidad de trabajar en remoto gracias a los recursos en la nube, automatizar los procesos para reducir el trabajo manual y repetitivo y acceder a la información en tiempo real, entre otras ventajas.  

6. Aumentar la visibilidad de la marca 

Tener visibilidad digital es tan importante como construir y ofrecer un excelente producto o servicio. Gracias a Internet, se puede llamar la atención de los consumidores en el momento y plataforma adecuada. Así pues, la digitalización ofrece a las empresas la información necesaria sobre el público, lo que facilita la segmentación de campañas y la creación de acciones de comunicación personalizadas. 

Y SI LA TEORÍA ESTÁ TAN CLARA, ¿QUÉ ES LO QUE FALLA? 
Planteamiento estratégico erróneo 

La transformación digital tiene como objetivo ayudar a las empresas a evolucionar a través de la tecnología hasta adquirir un enfoque más moderno e innovador. Por ello, un planteamiento estratégico erróneo trae consecuencias como el desperdicio de recursos, la ejecución deficiente de las acciones y, por consiguiente, la frustración de sus directivos. Comprender las causas principales de fallos en la estrategia de transformación digital es fundamental para tomar medidas: 

1. La tecnología es importante, pero no lo es todo 

Uno de los errores más comunes entre las empresas que comienzan su transformación digital es elegir una plataforma de automatización de procesos sin evaluar previamente la relación entre acciones, modelo de negocio y objetivos a medio y largo plazo. Contemplar la transformación digital como si fuese un proyecto más del departamento de IT es un error catastrófico. No se trata de una iniciativa a corto plazo, sino un estado continuo de adaptación y cambio. Por ello, es fundamental plasmar una correcta estrategia y, después, elegir la plataforma que mejor se adapte a las necesidades de cada empresa y ayude a la consecución de los objetivos. 

2. Falta de comunicación interna 

Tener en cuenta a todos los empleados de una organización es uno de los factores clave a la hora de iniciar una estrategia de transformación digital. Para ello, es imprescindible garantizar una correcta comunicación interna durante todo el proceso. Establecer una estructura clara sobre cómo se llevará a cabo la digitalización, implicar a los empleados y motivarles a proporcionar nuevas ideas o asegurar la colaboración entre departamentos es clave. De esta forma, el porcentaje de resistencia al cambio será mínimo y el éxito de la transformación digital estará asegurado.  

3. Objetivos poco claros 

Uno de los factores más importantes en una estrategia digital es fijar los objetivos, pero, al mismo tiempo, es uno de los errores más comunes. Y lo peor, la mayoría de las veces las empresas no se dan cuenta hasta que es demasiado tarde. Antes de comenzar la transformación digital, es necesario pensar en lo que realmente se está tratando de conseguir y, una vez definido esto, será preciso transmitirlo a toda la compañía y adquirir la tecnología necesaria. 

En definitiva, la transformación digital es una potente forma de lograr una mayor colaboración, agilidad, eficiencia y productividad en las empresas. Pero, para conseguir que sus beneficios se sientan en toda la organización, es necesario contar con los conocimientos necesarios para crear una estrategia de digitalización adecuada. 

Si quieres conocer las funcionalidades de nuestra solución para transformar tu negocio haz clic aquí

Fuente: www.auraquantic.com

es_GT