Tres desafíos de inventario resueltos con inteligencia artificial y aprendizaje automático